SEGUIDORES

lunes, 22 de noviembre de 2010

La Tiranía En Atenas: Pisistrato

La moderación de las reformas de Solón no satisfizo a las clases media e infe­rior:

Las primeras pedían el acceso al arcontado y la última exigía el reparto de tierras.

La 1º clase, por su parte, ansiaba la vuelta al antiguo gobierno plutocrático y oligárquico.

Surge La Figura De Pisistrato

De esta situación se aprovechó un noble llamado Pisistrato. 




Gran orador, enérgico, astuto y ambicioso, aduló al partido po­pular y llegó a ser su jefe. Después de algunos años de luchas a mano armada se apoderó definitivamente del mando y se convir­tió en el más famoso de los tiranos de Grecia.

La Tiranía De Pisistrato

La tiranía de Pisistrato fue benéfica para el pueblo ate­niense porque:

a)    Protegió a los débiles.

b)    Practicó las reformas de Solón.

c)     Obligó a todos a cumplir las leyes.

d)    Donde mejor se nota su obra es en el terreno del arte y de la cultura. Notables escul­tores, arquitectos y pintores venidos de la civilizada Jonia y protegidos por el tirano, cubrieron a Atenas de grandes monu­mentos, templos, palacios y estatuas que hicieron de ella una de las más hermosas ciudades del mundo griego.

e)    Al mismo tiempo comisionó a varios poetas jonios para que reunieran y fijaran por la escritura los poemas homéricos, que hasta entonces sólo se habían trasmitido de memoria por boca de los (rapsodas o poetas errantes, que recitaban de pueblo en pueblo).





Homero

En una palabra, bajo el gobierno de Pisistrato Atenas em­pieza a recibir la benéfica influencia de la civilización de los jo­nios de Asia Menor (siglo- VI).

Los Excesos De La Tiranía
Conducen A Una Reacción

Pisistrato envejeció en el poder y falleció de muerte natural. Le sucedieron sus dos hijos, Hipias e Hiparco, que extremaron la tiranía y provocaron la reacción oligárquica.

Hiparco



Hiparco pereció asesinado por dos jóvenes eupátridas, Harmodio y Aristogitón, que no procedieron por razones po­líticas sino impulsados por el deseo de vengar una ofensa per­sonal. Más tarde se les consideró mártires de la libertad.
Harmodio y Aristogitón


Hipias


Después de la muerte de su hermano (514 a.C) siguió gober­nando Hipias, quien:

a)    Condenó a muerte a los asesinos.

b)    Culpó a los nobles del atentado.

Vivió oculto en la Acrópolis, rodeado de guardias y dedicado a exterminar a sus enemigos. Gran cantidad de eupátridas fueron expulsados de Atenas, acusados de cons­pirar contra el tirano; en cuanto al pueblo, toleraba tal gobierno por temor al restablecimiento de la oligarquía.

Acrópolis



Los perseguidos buscaron entonces la ayuda de Esparta, que siempre fue enemiga de los tiranos y sostenedora de las oli­garquías. Por otra parte, Esparta empezaba a ver un peligro en el des­arrollo del poderío ateniense. Todo ésto la decidió a intervenir:

El ejército espartano invadió el Ática y sitió a Hipias en la Acrópolis. 



Espartanos


Después de resistir largo tiempo, el tirano hubo de capi­tular porque los espartanos se habían apoderado de sus hijos y los conservaban como rehenes.

Tal fue la revolución del año 510 a.C que Hipias y su familia se refugiaron en Persia, en la corte de Darío, mientras los invasores abolían las reformas de Solón y entronizaban en el mando a la antigua oligarquía.

 Darío De Persia

El primer acto de ésta fue adherir a la liga del Peloponeso, lo que significaba colocar a Atenas bajo la supremacía de Esparta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.